PRIMERAS DECISIONES

Cuando nos hacemos padres o tutores de un pequeño/a y lo tenemos en brazos por primera vez, sentimos mil sensaciones… de amor incondicional, responsabilidad, miedo… y poco a poco por mucho que nos cueste el comienzo, vamos avanzando y aprendiendo a ser los responsables y dar lo que consideramos mejor para nuestros niños/as.

Pero… ¿qué es lo mejor? Creo que siempre va a ser lo que decidamos después de meditarlo o pensarlo detenidamente con el objetivo de que será un bien para él o ella.

Algunas veces tenemos que tomar decisiones forzadas… pero creo que dentro de ser forzadas, podemos elegir condiciones… y eso es bueno.

Tenemos que partir de la idea de que decidamos lo que decidamos… será lo mejor y así será.

Una de las primeras decisiones que debemos tomar como padres en el momento de la incorporación al trabajo por parte de los progenitores es: Guardería si? O Guardería no?…

por-que-elegir-una-escuela-infantil-y-como-acertar-blog-de-madre-de-dios-y-los-principes-en-rota

Este dilema aparece cuando cabe una posibilidad de tener alternativa, como por ejemplo cuando está la figura de los queridos abuelos y nos proponen quedarse con ellos… pero… ¿es realmente justo hacerlo?

Dejarlos con los abuelos supone que tendrán que hacerse cargo de los peques mientras estemos trabajando y a veces, lo que en principio es un lujo, el poder disfrutar de los nietos, luego se convierte en una obligación y privamos a nuestros padres de poder vivir otras cosas y que aunque disfruten mucho con nuestros hijos, no es lo mismo tenerlos un ratito por las tardes, en el paseo, o en el fin de semana cuando vayamos a comer juntos, que tener la responsabilidad de atenderlos, cuidarlos y educarlos… porque… claro, ahora también les toca educar. Como decía no es lo mismo pasar un ratito en el que claro que se puede ”malcriar”, a pasar todo el día con ellos… hay que tenerlo muy en cuenta…

Y sabéis cual es nuestra experiencia? Esos abuelos que de primeras ponen pegas… cuando nos conocen y ven cómo se les atiende a sus tesoros, entones es cuando ellos mismos nos transmiten lo contentos que están con nuestro servicio y lo equivocados que estaban en un principio.

Y cuando se toma la decisión del sí… surge la duda… dónde lo llevamos?. Pues normalmente se busca la más cercana a casa y de la que mejores referencias tengamos… pero…

¿Qué es lo que verdaderamente importa a la hora de decidir?

Nosotras pensamos que lo principal es que el centro cumpla con las condiciones reguladas por la consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Pensad que todo centro conveniado o concertado con la junta cumplirá con requisitos e inspecciones que os darán tranquilidad a la hora de dejar a vuestros hijos. Por ejemplo: el centro debe disponer de un número de metros dedicado a cada alumnos tanto en el aula como en el patio, debe disponer de un número fijo de alumnos por aula, de educadoras por niños, etc.

Las educadoras es evidente que deben tener su titulación y además deben adorar su profesión. Sus niños deben ser lo primero, lo segundo, lo tercero… y deben demostrarlo. Deben darles amor, cariño, aseo, alimentación, juego, experiencias, risas, respeto… que sepan enseñarles a empezar a vivir… a aprender jugando… a ser FELICES.

Y, bueno, teniendo en cuenta estas cosas y otras tan importantes y evidentes como son la limpieza, la sanidad , proyectos educativos… ya podemos comenzar a tomar esas primeras decisiones.

No es que deban darse consejos, pero creemos que es importante que sepáis lo que sentimos las educadoras cuando nos traéis a lo que más queréis en la vida:

  • Sentimos respeto y satisfacción. Respeto porque entendemos que nuestros peques son lo más importante para vosotros y los dejáis en nuestras manos. Desde ese momento se convierten en parte de nosotras mismas.
  • Satisfacción porque es un orgullo que decidáis hacerlo… por todo lo que ya hemos hablado antes.
  • Como padres creemos que tenéis que pensar que el sitio que habéis decidido es el mejor posible para dejar a vuestros peques.
  • Debéis pensar que van a querer a vuestros hijos casi como suyos propios y los van a ayudar a crecer.
  • Debéis pensar que las educadoras son humanas, hay que meditar en esto…
  • Y sobre todo, debéis pensar que vais a ofrecer a vuestros hijos la posibilidad de relacionarse con sus iguales y a la atención de alguien que es ajeno a la familia… y eso solo lo da la escuela, porque en casa podemos darle pintura y plasti, el parque en esos ratitos por la tarde, pero lo que se vive en el aula es exclusivo del centro educativo y las experiencias que se van a vivir son muy importantes para su crecimiento como seres humanos y como personas.

Esperamos que os sirva de ayuda estas indicaciones y queremos que sepáis que estamos abiertas a dudas o comentarios que puedan surgir. GRACIAS!!